Cinco citas literarias para una boda

by Benetton Blogger on: Octubre 14th, 2013

A veces, las palabras que vienen directamente del corazón son suficientes: “nos amamos” o “les invitamos a nuestra boda”  es suficientemente bello como para imprimir en las invitaciones de tu boda, sin embargo, si estás buscando algo más o quieres acudir a la inagotable fuente que es la literatura universal, aquí te ofrecemos cinco puntos de partida.

¿Imprimirías una de las siguientes frases en tus invitaciones?

bodas6

Había una vez un chico que amaba a una chica, y la risa de ella era una pregunta que él quería pasar toda la vida respondiendo. The History of Love, Nicole Krauss.

bodas4

Enamorarse es una locura temporal que aparece igual que un terremoto y luego desaparece. Y cuando ese sentimiento desaparece, tienes que tomar una decisión: tienes que averiguar si sus raices han ido tan profundamente que resulta inconcebible arrancarlo. Porque, al final, eso es el amor. El amor no es quedarse sin aliento, no es excitación ni deseo, no es quedarse despierto por las noches imaginando que besas cada parte del cuerpo del ser amado. El amor es lo que queda cuando estar enamorado se ha consumido por completo ¿No suena muy emocionante, verdad? ¡Y sin embargo lo es! La Mandolina del capitan Corelli, Loius de Bernières.

bodas1

Al igual que la primera bocanada de incienso o como el primer sorbo a una taza de sake, hay en el amor un momento en el que se siente todo su poder. Kokoro, Natsume Soseki

bodas 3

Te conviertes. Eso toma mucha tiempo y por eso no le sucede con frecuencia a las personas que se rompen con facilidad o a quienes tienen que ser cuidadosamente protegidos. Por lo general, para cuando te vuelves real, la mayor parte de tu cabello ha sido amado y tus ojos están un poco sueltos pero todo eso no importa para nada, porque una vez que te has vuelto real no puedes ser feo, excepto para la gente que no entiende nada. The Velveteen Rabit, Margery Williams.

bodas 2

No hay finales felices. Los finales son tristes, así que mejor tengamos un feliz inicio y una parte del medio feliz. Una luz en el ático, Shel Silverstein.

 
 

leave your comment