Vida Sana: Los Granos Antiguos y sus Beneficios para la Salud

by Be-Blogger on: Agosto 29th, 2013

grains2

Por alguna razón, sea por nuestras vidas aceleradas y por el poco tiempo que tenemos para cocinar, o porque la sabiduría de la nutrición que tenían nuestros antepasados ha realmente quedado en el pasado, se nos ha olvidado como alimentarnos bien.

Estamos acostumbrados a comer arroz, avena para el desayuno y trigo, el cual lo consumimos en exceso, provocando alergias como la celiaquía (alergia al gluten). El otro problema de los granos o cereales que consumimos a diario es que ni siquiera estamos consumiendo la versión sana y entera que nos entrega la planta, integral, sino que comemos granos procesados que han perdido todo tipo de nutrientes y beneficios que estos puedan tener para nuestra salud.

Existen una cantidad innumerable de granos que son muy beneficiosos para la salud que raramente son usados en nuestra cocina, suelen ser llamados granos de la antigüedad o “ancient grains” en inglés, ya que son granos que se usaban en civilizaciones antiguas y fueron desapareciendo o que estuvieron presentes en las cocinas de los hogares de nuestros abuelos y bis abuelos pero raramente los incorporamos hoy.

Les mostramos una lista de algunos de estos granos, los más comunes y fáciles de encontrar.

amaranth

Amaranto: El Amaranto es un grano muy antiguo cultivado por los Aztecas que se clasifica como pseudo  grano ya que está entre un grano y un vegetal. Es pequeño y perlado, no contiene gluten y tiene una impactante cantidad de nutrientes. Es alto en proteína y en el amino acido lisina, que ayuda en la regeneración de téjido (que sólo se encuentra en bajas cantidades en los cereales), tiene mucha cantidad de fibra y baja los niveles de colesterol.

speltbueno

Espelta: Pariente del trigo, contiene gluten, por ende no es favorable para personas celiacas. Este grano es un grano entero con sabor a nuez. Tiene una variedad mucho más amplia de nutrientes que su pariente el trigo, incluyendo una alta cantidad de proteína, ácido fólico (muy beneficioso para las embarazadas), magnesio y selenio. La espelta tiene gran cantidad de fibra.

Quinoa-3

Quínoa: Este es un grano al cual ya estamos más acostumbrados ya que proviene de nuestra región de los Andes y últimamente lo hemos visto más incorporado en nuestras cocinas. La quínoa no es un grano, es una semilla. Su popularidad ha crecido ya que contiene altos niveles de proteína (es una proteína completa ya que contiene los 9 amino ácidos). Contiene alta cantidad de hierro que ayuda a mantener sanos nuestros glóbulos rojos evitando la anemia, al igual que el amaranto contiene el amino ácido lisina y es rico en magnesio y manganeso.

farrograin

Trigo Mote o Farro: El mote es un cereal que estamos muy acostumbrados a ver en nuestro país, siempre presente en nuestro querido Mote con Huesillos. Este es un grano maravilloso que vale mucho la pena incorporar en nuestro diario vivir. Contiene más de 8 gramos de fibra que reducen el colesterol, magnesio, que sirve para los dolores menstruales y es un tipo de carbohidrato clasificado como glucósido cianogénicos, que aumenta nuestra inmunidad.

Todos estos granos o cereales son fáciles de encontrar. Algunos más comunes como el Trigo Mote o la Quinoa los puedes encontrar en supermercados o ferias. El Amaranto y la Espelta se encuentran en tiendas de comida especializadas donde venden productos naturales. Son todos fáciles de cocinar al igual que el el arroz, y también se pueden encontrar como harinas para reemplazar la harina de trigo en el pan. Se pueden incorporar con creatividad en tu vida diaria.

 
 

leave your comment