El Parque Fundidora, en Monterrey

by Benetton Blogger on: Enero 8th, 2013

Cuando Fundidora todavía era una siderúrgica y no un parque, y los hornos se encontraban en funcionamiento, en una de sus torres había una llama eternamente encendida que era como el símbolo de Monterrey. Para quienes nacieron allí y se fueron a vivir a otras ciudades, ver de lejos las llamas de Fundidora estaba asociado a la sensación de llegar a casa. Fundidora y Monterrey tienen una historia juntos que ya dura más de un siglo.

En el pasado, la Fundidora fue fuente de trabajo y motivo de orgullo hasta que se declaró en bancarrota en 1986 y dejó de funcionar como siderúrgica. Poco después los terrenos con todo lo que contenían fueron cedidos al Gobierno del Estado de Nuevo León y en 2001 se inauguró como parque y Museo de Sitio de Arqueología Industrial. Como paisaje nos resulta bastante impresionante, como parque ofrece una multitud de opciones a los habitantes de Monterrey.

Si vas un día cualquiera encontrarás desde familias que pasean o andan en bicicleta hasta quinceañeras y novias realizando sus sesiones fotográficas.

En lo que era el Alto Horno No 3 ahora está el Museo del Acero y el restaurante de comida fusión El Lingote, desde cuya terraza puedes disfrutar una gran vista.

En Fundidora hay actividades gratuitas toda la semana: por ejemplo los miércoles hay baile y los domingos por la mañana, clases de yoga. También puedes conseguir un espacio en renta para la realización de un evento especial o visitar el Centro de las Artes en donde suele haber exposiciones y si ya andas por ahí, conseguir un buen libro en la librería Educal.

Lo que nosotros disfrutamos más de nuestro paseo por Fundidora, fue esta inevitable sensación de nostalgia frente al siglo XX y sus promesas, pero Fundidora es tan grande que es imposible saber lo que tú disfrutarás más.

Más info en su página oficial -clic-

Fotos por Héctor Barrera.

 
 

leave your comment