Gorda, ¡pero linda!

by Benetton Blogger on: Diciembre 12th, 2011

Ha pasado el tiempo desde la última vez que recibimos un post de invitado en este blog, por eso nos da tanto gusto que el día de hoy nos comparta sus letras Laura Agudelo, la Pesada de Moda. Laura es una periodista colombiana, tiene un blog que se llama precisamente La Pesada de Moda y una pasión por todo lo que tiene que ver con la moda. Más, dejemos que se presente ella misma.

***

En Viotá, mi pueblo, muchas personas recuerdan la célebre frase de mi hermana Milena cuando era niña y pesaba casi tanto como peso yo ahora (aclaro que desde hace muchos años tiene un cuerpo saludable). Cada vez que alguien rumoraba: “Ay que niña tan gorda!”, y ella alcanzaba a oír, inmediatamente se volteaba y con la espontaneidad propia de una niña de 8 años respondía tajantemente: “Gorda, ¡pero linda!” y seguía caminando como si la calle fuera una pasarela donde ella, tal vez lo sabía, era el centro de atracción del mundo.

En esa época, y solo ahora lo hago público, yo que en ese entonces era peso pluma me hinchaba de orgullo al ver que mi hermana, sabía que era hermosa y que para ella eso era lo único que importaba.

Foto por Juan Manuel Vargas

Muchos años después frente al pelotón de fusilamiento (el espejo), recordé la escena de mi hermana y entendí que si definitivamente no iba a hacer nada por dejar de ser gorda, entonces tenía que verme linda, ¡gorda pero linda! Y dejé de sufrir cada vez que entraba a un cambiador de ropa, porque era una tortura.

Es que llega un punto en que uno, de gorda, se aburre de: “Jamás se atreva a usar rayas horizontales”; “Vístase siempre con colores oscuros, preferiblemente de negro”; “Ni se le ocurra ponerse estampados grandes, vístase siempre de un solo tono”; “Cómo se le ocurre cortarse el pelo a esa altura, porque se le ve la cara más redonda!” y cientos de frases de expertos que nos quieren cómo sea, meter en la cabeza que aunque estemos gordas, debemos siempre vernos menos gordas, cuando lo único que yo quiero es verme linda, gorda, ¡pero linda!, ¿acaso es tan difícil entender eso?

Por eso, casi nunca me visto de negro, uso estampados grandes, me corto el pelo a distintas alturas, cuando puedo uso rayas marineras (sí, horizontales), me pongo colores alegres, y aunque no sé si siempre lo consigo -tal vez no- mucha gente ha dicho que me veo bien.

Para ellas es mi blog, para “las gordas, ¡pero lindas!”. La Pesada de Moda no es un blog de moda, tampoco una apología a la gordura, es mi espacio para la quema de calorías seudointelectuales y fashionistas, pero especialmente para las gordas que quieren conocer las experiencias de otra gorda (yo) y que de paso se quieren reír un rato con mis ocurrencias. Eso es La Pesada de Moda. ¡Juzguen ustedes!

¡Nos seguimos leyendo!

***

A Laura la puedes leer en su blog, pero también en twitter (solo ve a @lapesadademoda) o en Facebook -clic-

Y si estás orgullosa de tus caderas y aseguras que nadie tiene tus curvas, tal vez te gustará leer esto.

 
 

leave your comment