¿Hace cuánto que no vas al teatro?

by Benetton Blogger on: Junio 7th, 2012

¿Qué pasaría si tuvieras que esperar, encerrado con otra persona, a qué venga alguien por ti? Ese es uno de los planteamientos de la obra de teatro Intríngulis del dramaturgo veracruzano Saúl Enríquez.

Cuando escuchamos que la obra tiene una atmósfera de cómic negro nos hizo pensar en la novela de Bef que reseñamos en este post.

Intríngulis (que significa “razón oculta que se entrevé o supone”), dirigida por Antonio Algarra, es la historia de dos hermanas que huyen sin saber realmente de quién o porqué, presentada dentro de una atmósfera de novela policiaca. Las actuaciones expresionistas contribuyen a otorgarle obscuridad a la puesta en escena. Obscuridad, literalmente: los espectadores son invitados a arrojar luz sobre las cosas (literalmente, con lámparas). El Teatro Carlos Lazo de la Facultad de Arquitectura de la UNAM es el marco adecuado para una puesta en escena de esta naturaleza, por su tradición de presentar trabajos fuera del canon más establecido.

El teatro suele tener la mala costumbre de adentrarse en los territorios más perturbadores, a lo largo de su historia encontramos traiciones de reyes, incestos, asesinatos que quedan impunes, profundas desgracias. Intríngulis no pretende deslindarse o habitar un lugar menos hostil. La obra es una ficción futurista, situada en 2017 en un México desolado pero a la vez plantea una interrogante que traslada la responsabilidad a los espectadores:  ¿Qué estamos haciendo, ahora, para salvarnos de situaciones tan terribles? Ahí el acto literal de arrojar luz se vuelve un planteamiento alegórico a largo plazo. El espectador es invitado a participar.

Si quieres aceptar la invitación la compañía Celesterra te espera los miércoles a las 5 de la tarde en el sótano del Teatro Carlos Lazo, facultad de Arquitectura, Ciudad Universitaria (Metrobús Dr. Galvez). Intríngulis se presenta hasta el hasta 27 de junio, con las actuaciones de Alicia González, Mishell Ordóñez, Karla Rubio, Carlos Román, Alan Uribe y Francisco Mena. Vale la pena llegar más temprano y disfrutar de la Ciudad Universitaria antes de que llueva.

 
 

leave your comment