Pecha Kucha, Presunto Culpable y un problema sin resolver

by Benetton Blogger on: Marzo 15th, 2011

Es más que probable que a estas alturas la mayoría haya escuchado algo sobre el documental Presunto Culpable o incluso que ya lo haya visto. Nosotros tuvimos noticia de él hace prácticamente un par de meses, en una noche de Pecha Kucha.

En otro post les contaremos detenidamente de Pecha Kucha DF, ahora sólo les platicamos la idea central: Pecha Kucha son encuentros donde se presentan de manera breve e informal proyectos culturales. Normalmente los Pecha Kucha se hacen en algún lugar donde el público pueda beber una cerveza mientras escucha a los “ponentes”. Es común que sean equipos y las noches a veces son temáticas (cuando se habla de revistas o de festivales de cine) y a veces multidisciplinarias.

En una de esas ediciones multidisciplinarias nos tocó escuchar a uno de los directores (son dos) de Presunto Culpable, un documental que sigue el caso de Toño Zúñiga, sentenciado a 20 años de cárcel por un delito que no cometió. Su inocencia se probó posteriormente y ahora Zúñiga está libre.

El documental consiguió una distribución bastante notable, ha ganado premios en festivales en el extranjero y está teniendo éxito de taquilla. Su tema central son las deficiencias del sistema legal mexicano y la semana pasada una juez ordenó su retiro de las salas de cine. Dicha sentencia fue posteriormente suspendida, esto es, Presunto Culpable se sigue exhibiendo en el cine (e incluso en más salas que antes de su breve retiro).

Aquí entra el problema no resuelto: cuando el documental se retiró de los cines, no había una alternativa idónea para que el público que no lo había visto pudiera hacerlo. ¿Copia pirata? No parece muy adecuado, ciertamente. ¿Copia original? Todavía no está disponible. ¿Por partes en YouTube? Eso no gustó al productor que solicitó su retiro, con lo cual canceló una de las posibilidades de acceder al documental, igual que la juez que ordenó su retiro de las salas de cine (aunque diferente intención, el resultado es el mismo).

El problema no está resuelto y así, no resuelto, seguirá hasta que no se ofrezcan opciones viables (funcionales, cómodas, accesibles y baratas) para la descarga de películas por internet. Se vuelve apremiante cuando no hablamos de películas de acción que serán el éxito del verano sino de documentales que, como este, son del interés público.

¿Cuál es la solución idónea para creadores, inversores y público? Esa es la pregunta que hay que responder.

 
 

leave your comment