Un bosque encantado

by Benetton Blogger on: Noviembre 9th, 2012

La llegada del frío no quiere decir que se acabe la diversión. Los niños siempre encontrarán algo fascinante en cualquiera de los climas: si llueve posiblemente brincarán en los charcos, si graniza, jugarán con el hielo y lo único que puede detenerlos -momentáneamente- es un resfriado. Nadie quiere eso, evidentemente, y menos cuando abrigarse bien no significa perder el estilo.

Para cualquier niño, la naturaleza es su campo de juegos y conforme se acercan las vacaciones la emoción crece cada vez más. Cuídalos con tus abrazos tibios aunque anden brincoteando por ahí. Nuestra ropa de invierno te ayudará.

Para las niñas hay  suéteres y vestidos de lana en una selección de tonos ácidos y brillantes. Las extravagantes inserciones de jacquard o los motivos de nieve enlazan con las sensaciones de nuestras prendas para adultos pero se llevan todas con un entusiasmo juvenil. El efecto de los tejidos de varios hilos y coloridos puntos evocan las prendas hechas a mano sin los estigmas de los desafortunados suéteres de la abuela.

En lo que respecta a los niños, la clave es la comodidad con un toque casual sin sacrificar la calidez. Suéteres de lana de punto elástico a rayas o estampados van de la mano de coloridas sudaderas con capucha y se combinan con pantalones de pana. El look se redondea con un acolchado deportivo o simplemente con un cárdigan de botones.

¡Qué ganas de tener 8 años otra vez!

 
 

leave your comment