Camino al Dakar

by Be-Blogger Perù on: Enero 7th, 2013

MI familia y yo decidimos salir el sábado en la mañana rumbo a la partida del Dakar en Pisco. Estábamos en la playa, casi en el kilómetro 100, así que la idea no resultaba tan alocada. Salimos temprano en la mañana cargados de dos termos de agua y nada más. Ah, cómo duele la inexperiencia.

El camino fue más que emocionante porque había gente por doquier en la carretera alentando emotivamente a los participantes. Todos gritaban cuando los participantes pasaban, saludaban y qué linda se veía la bandera peruana. Yo que soy una mujer super sensible, casi lloro.

La idea era llegar a la partida en Pisco, pero no saben lo que fue el camino. Un tráfico horripilante a la altura de Chincha, así que nos tomamos más de un par de horas en llegar al desierto. Una vez allí, descifrar por dónde entrar con la camioneta y no saben nuestra sorpresa cuando vimos que unas 20 camionetas se habían atascado en las dunas.
Mi marido nunca se había metido con la nuestra a un territorio así, así que fue una locura casi como jugar a no caer sobre la arena movediza.

Felizmente nos encontramos con unos expertos en manejos sobre duna y nos recomendaron el camino a seguir, bajarle el aire a las llantas y seguimos todos sus movimientos hasta que nos llegamos a ubicar en un sitio privilegiado.

Yeee, lo único malo es que como inexpertos absolutos no llevamos ni una sombrilla y fuimos en sayonaras al desierto. jajajaja, felizmente una familia más que preparada: dos toldos, parrillas, tres coolers, sillas, un poco más y aire acondicionado; nos prestó una sombrilla y regaló gatorade para no morir deshidratados.

Estuvimos ahì hasta las 3 de la tarde y pudimos ver cuatrimotos, motos, y autos. Nos perdimos los camiones que sí vimos de regreso a la playa. Igual, la experiencia estuvo más que genial y mis hijos fascinados. Yo, casi muero de calor.

 
 

leave your comment