La Confianza

by Be-Blogger Perù on: Octubre 14th, 2013

Recibí un correo inesperado, pero dicen por ahí que no debemos subestimar la ley de la atracción. Hacía tiempo había oído de La Confianza, un pequeño refugio paradisíaco en Lunahuaná, Había intentado reservar varias veces, todas nulas hasta que me llegó un correo donde me invitaban a pasar unos días (Gracias, gracias, gracias). Cargué con la familia y nos fuimos este fin de semana.

Lejos de antenas radioactivas, el frustrante y desequilibrante tráfico, el gris de Lima que quieras o no aplasta; al lado del poder del río que te habla por las noches, entre imponentes cerros que pueden cabalgar, en medio de verde y morado y azul y rojo y todos los colores; y bajo un cielo infinitamente atrapados… está La Confianza.

Una antigua bodega vitivinícola construida en 1908. Hecha de adobe, techos altísimos, sombras reconfortantes.. te reciben Pedro Oré,un iluminado, cuyo ejemplo todos deberíamos seguir; y Pisco, ¨el perro más amable del mundo¨, mi hijo,Horacio, sic.

La historia de Pedro es increíble: al enviudar muy joven decide así nomás mudarse en medio de la nada o en medio de todo , mejor dicho para vivir en su casa de madera viendo pasar las estrellas, sin ninguna otra preocupación importante que hacer sentir a los huéspedes como parte del lugar. Y, les cuento, que lo logra.

La nave central del refugio tiene sala con televisor, comedor, y una barra bellísima. Pregunten por cualquier macerado de Pisco La Confianza (los hoy de todos los sabores) que Don Pedro viene preparando como sólo él sabe: con la misma buena onda que le pone a todo. Porque eso sí, te hacen sentir como en casa.

Hay cabañas triangulares de madera y cuarto con camas dobles, o matrimoniales. Luego, jardín, gigante, el río a su lado, un espacio para hacer fogata y eso es.

Fuera de La Confianza, si buscan algo que hacer: pueden recogerlos para pasear en caballo en pleno cerro; o para que se aventuren en el canotaje, o pueden montar cuatrimoto o si te animas, hacer canopy que es increíblemente liberador de cualquier mal o pena. O no hacer nada y echarte cara al sol para sólo para sentirlo y ser feliz .

la foto-10

la foto-5

la foto-3

la foto-4

la foto-7

la foto-1

la foto

 

 
 

leave your comment